Bebidas Refrescantes para el Verano: Recetas fáciles para calmar la sed y el calor

bebidas refrescantes para combatir el calor en este verano

Domingo de agosto, el sol brilla, 40 grados a la sombra. Tienes mucha sed: ¿qué bebida es la que más refresca? Lo que hoy te traigo es una serie de bebidas refrescantes sin alcohol para disfrutar del verano sin sufrir las olas de calor. O, al menos, llevándolas de mejor manera.

Ingredientes que van de la sandía al mango, en forma de batido, de zumo o de granizado, no importa. Todas y cada una de ellas te enfriarán en los meses donde el calor es más insoportable. Para mí, no hay nada más satisfactorio que un buen libro acompañado por una súper bebida FRÍA mientras el sol brilla (pero no achicharra).

Limonadas y tés dulces, cafés helados y batidos de frutas, refrescos de todo tipo, granizados, sorbetes, smothies bien fríos: encuentra aquella bebida que te calmará la sed en plenos meses de julio y agosto. Estas refrescantes bebidas veraniegas satisfarán cada ocasión en los meses más calurosos del año.

Licuados refrescantes para el verano: recetas rápidas y fáciles

Probablemente cada cual tendrá su mezcla favorita de frutas y verduras, pero hoy te voy a dar algunas ideas rapidísimas, fáciles y súper frescas. Cada una vale para cuatro personas:

  • Para hacer un licuado de pepino, debes picar uno en pedacitos. Mezclar en la licuadora con un cuarto de litro de leche y bastante sal y pimienta. Enfriar bien y servir adornado con borraja.
  • Un refresco de piña con pepino: Poner caras rodajas de piña fresca pelada, sin corazón y picada, en la licuadora con un pepino picado y un cuarto de litro de leche.
  • Bebida de remolacha: rallar 450 gramos de remolacha cruda y una cebolla pequeña. Mezclar haciendo que se conviertan en un puré en la licuadora junto con un cuarto de litro de yogur, una ramita de perejil y un chorrito o de limón. Sazonar con sal y pimienta. Servir y bien fría y adornada con ricitos de cáscara fina de limón.
  • Para un refresco de naranja con hierbabuena, quitar la cáscara y la pulpa blanca de seis piezas y picar en trozos la fruta. Triturar en la licuadora con 30 ml (dos cucharadas soperas) de hierbabuena recién picada, medio litro de agua fría y 50 gramos de azúcar en polvo o quince ml (una cucharada) de miel. Colar y enfría bien antes de servir endulzando más si fuese necesario. Adornar los vasos con una ramita de hierbabuena.
  • Para un refresco de limón y hierbabuena, hacer como en la receta anterior, sustituyendo las naranjas por limones y aumentando la cantidad de azúcar.

Zumo de cítricos

Un clásico refresco veraniego. Elegir limones medianos de piel fina que, son los que tienen más zumo. Para cuatro personas:

Ingredientes

  • Seis limones
  • 75 gramos de azúcar en polvo

Preparación

  1. Poner los limones en un cuenco de agua bien caliente durante cuatro o cinco minutos, Para poder sacar de ellos la mayor cantidad posible de zumo.
  2. Sacar los limones del agua y exprimirlos.
  3. Colar el zumo en una jarra y añadir el azúcar. Añadir 30 ml (dos cucharadas) de agua hirviendo y remover hasta que el azúcar esté completamente disuelto.
  4. Añadir medio litro de agua fría y enfriar bien.
  5. De un poco antes de servir, añadir un poco de hielo machacado en el vaso y adornar con una rodaja de limón.
Rebajas
Exprimidor Aicok Exprimidor Eléctrico de Cítricos con Boquilla Libre de Goteo 2 conos Intercambiables, 30W Exprimidor de...
  • Rápida exprimidora eléctrica de cítricos- La prensa de cítricos de 30W puede exprimir sin problema...
  • Boquilla con diseño especial- El exprimidor eléctrico de frutas citricas Aicok cuenta con una boquilla...
  • Exprimidor intercambiable- La exprimidora de cítricos cuenta con dos conos intercambiables para...
  • Exprimidor de cítricos fácil de usar- Simplemente seleccione el cono del tamaño correcto, corte la...
  • 2 años de garantía- Si tiene algún problema con nuestro exprimidor eléctrico de cítricos,...

Variaciones

  • Con casi todos los cítricos se puede hacer una bebida de esa forma, modificando la cantidad de azúcar según el sabor.
  • Un zumo de pomelo necesita cuatro piezas.
  • Para hacer un zumo de naranja y limón, sustituir la mitad de los limones por naranjas y adornarlo con ricitos de cáscara fina de naranja.

Licuado de tomate fresco

Esta es una excelente forma de utilizar los tomates excesivamente maduros, que ya no sirven para ensalada. Según el gusto, se puede emplear caldo concentrado de pollo o de verduras.

Para cuatro o seis personas.

Ingredientes

  • Medio kilo de tomates
  • Medio limón
  • 10 ml (dos cucharaditas) de azúcar en polvo
  • 15 ml (una cucharada) de salsa de tomate
  • Sal
  • Pimienta negra recién molida
  • 250 ml de caldo

Preparación

  1. Pelar los tomates, partirlos por la mitad y quitar las semillas.
  2. Rallar la cáscara fina de limón. Exprimirlo.
  3. Echar todos los ingredientes en la licuadora con bastante sal y pimienta negra recién molida.*
  4. Triturar en la licuadora durante dos o tres minutos hasta que se haga puré.
  5. Ponerlo en la nevera antes de servir, en vasos muy fríos, adornados con la cáscara de limón rallada.

TIP: Una licuadora lenta te ayudará a sacar todos los nutrientes de la fruta y la verdura.

Variaciones

El jugo de tomate fresco constituye una buena base a la que se pueden añadir diversas frutas y verduras. Prueba alguna de estas variaciones.

  • Para hacer un cóctel de primavera, reducir la cantidad de tomates a 250 gramos y aumentar la de caldo concentrado en 250 ml. Rallar una zanahoria grande, picar en pedazos dos tallos de apio y quitar las hojas de un manojo de berros. Tritura todo en la licuadora con los tomates, el limón y el caldo. Adornar con hojas de berros.
  • Guardar, pelar y rallar un pepino y mezclar con el jugo de tomate. Añadir 30 ml (dos cucharadas) de aceite, 15 ml (una cucharada) de vinagre de vino, 10 ml (dos cucharaditas) de albahaca fresca picada y una pizca de pimienta de cayena. Agitar bien en una coctelera o en una jarra con tapadera de rosca, o bien en tu licuadora. Antes de servir en vasos bien fríos, poner en el frigorífico. Adornar con rajas de pepino, finas como el papel.
  • Para hacer un jugo de naranja con tomate, mezclar el jugo de tres naranjas recién exprimidas con un poco de sal y de azúcar para. Suprimir el caldo o añadir solo un poco si la mezcla parece demasiado espesa. Adornar con perejil picado muy fino.

Calma la sed con estas 10 recetas de bebidas refrescantes

Batido tropical

Es ésta una mezcla de jugos de fruta de con un sabor realmente especial para reavivar las papilas gustativas. Se necesitan unas cinco o seis naranjas para conseguir un cuarto de litro de zumo. Calentar primero las naranjas para obtener la mayor cantidad posible de zumo.

Para cuatro o seis personas.

Ingredientes

  • Dos manzanas
  • Un cuarto de litro de zumo de naranjas recién exprimidas
  • Dos rodajas de piña fresca pelada y sin corazón
  • Un limón
  • 30 ml (dos cucharadas) de miel clara

Preparación

  1. Pelar las manzanas. Quitarles el corazón y picarlas en pedazos.
  2. Rallar la piel fina de limón y exprimirlo.
  3. Mezclar todos los ingredientes en la licuadora con 150 ml de agua con hielo hasta que quede suave.
  4. Poner en la nevera antes de servir, en vasos bien fríos.
  5. Adornar con ricitos de cáscara de limón.

Batido de verano

Se mezclan dos de las frutas más deliciosas de verano para hacer una bebida realmente refrescante. Las almendras del hueso del melocotón añaden un sabor excelente.

Para cuatro o seis personas.

Ingredientes

  • 450 gramos de melocotones
  • 225 gramos de frambuesas o fresas
  • 250 ml (una cucharada) de miel clara (opcional)
  • Seis cubitos de hielo

Preparación

  1. Pelar los melocotones, cortarlos por la mitad y quitarles el hueso.
  2. Romper los para extraer las almendras y pelarlas.
  3. Lavar las fresas o frambuesas poniéndolas en un colador y metiendo este en agua fría.
  4. Triturar los melocotones y las frutas rojas en la licuadora con un poco de zumo fresco de naranja.
  5. Pasar el resultado por un colador para eliminar las pieles y partes duras.
  6. Mezclar con un cuarto de litro de agua con hielo y con el resto de zumo de naranja.
  7. Endulzar con la miel.
  8. Machacar el hielo y mezclar con el zumo o en el tazón.
  9. Servir en vasos bien fríos.

Otras ideas

  • Para hacer un batido de fresas, hacer puré con medio kilo de ellas y zumo de naranja. Pasar por el colador. Mezclar con el zumo de medio limón y con 150 ml de agua con hielo.
  • Para hacer un batido de fresa con plátano, emplear la mitad de fresas y la mitad de plátanos. Añadir un Chorrito a de zumo de limón a la licuadora antes de hacer puré la fruta. Agregar un cuarto de litro de agua con hielo. Endulzar con un poco de miel clara y adornar con fresas cortadas por la mitad.

Qué son las bebidas refrescantes

Las típicas bebidas refrescantes hechas en casa

Cuando sube le temperatura, sube también la venta de helados, decepcionadamente insípidos y muchas veces ni siquiera refrescantes. Es mejor ponerse a tono haciéndolos uno/a mismo/a. A pesar de que la confección de helados aparece rodeada de una especie de mística, cualquiera que sepa leer una receta puede preparar algunos que suben los colores a los comerciales. No hace falta ni equipo ni técnica especiales: solo ingredientes naturales.

Eso sí, una buena licuadora con función pica hielo no nos va a venir nada mal. Una marca de licuadoras muy buena para picar hielo son estos modelos Ninja Blender, ¡de lo mejorcito que hay! Y, además, están de oferta. Compra antes de que se agoten.

El modo más sencillo de aprender a hacer helados es empezar con los que llevan agua: granizados, refrescos helados y sorbetes. Elegantes combinaciones de almíbar, más el sabor elegido y a veces clara de huevo. Ácidos, frutales o escarchados, ligeros y refrescantes, gustan a todos y resultan bien.

Para hacer estos helados solo es necesario un frigorífico o un congelador, bandejitas para hielo y una licuadora eléctrica (no hace falta que sea de alta gama, puedes echar un vistazo a estas licuadoras baratas y buenas), además de paciencia, porque llevan su tiempo. Pero bien vale la pena esperar el resultado, como se comprenderá cuando se hayan probado las recetas que he ido publicando (y publicaré) en el Licuablog.

Tipos de bebidas heladas del verano

Hay tres tipos básicos de helados de agua:

  • El granizado es el más fácil de hacer, ya que consiste en un almíbar de azúcar flojo con té, café o zumo de fruta. Son un intermedio entre la bebida y el helado y resultan perfectos para tomar después de andar o jugar un partido, cuando uno está acalorado, sofocado o aplastado por el calor.

Los granizados se sirven tradicionalmente en una copa alta con nata por encima y con una cucharilla larga para tomar la parte superior del granizado, porque el fondo se suele beber.

  • Los refrescos helados se hacen con un almíbar más fuerte, aromatizado con zumo o puré de frutas o verduras. Después de una congelación parcial inicial, se licua con el hielo una pequeña cantidad de clara de huevo. Se vuelven a helar hasta que se pongan firmes y se repite el licuado para romper los cristalitos de hielo. Una congelación final y ya están listos para servirse.

Los refrescos helados se sirven, por ejemplo, después de un plato muy condimentado como primer plato, si están hechos a base de verduras o, por supuesto, de postre.

  • Los sorbetes son los más finos de todos. Se hacen añadiendo zumo o puré de frutas a un almíbar muy fuerte, después se hacen exactamente igual que los refrescos helados antes citados, excepto que se licuando con mayor cantidad de clara de huevo, para que el helado alcance una textura final suave y ligera.

Los sorbetes se servían antiguamente a mitad de un banquete muy largo, pero hoy día suelen ponerse de postre o, simplemente, para refrescarse cuando hace calor.

Receta de granizado paso a paso

Ingredientes para 4 personas:

  • 100g de café molido grueso o 50g de té fuerte
  • 75g de azúcar en polvo
  • Nata montada
  • Granos de café (opcional)

Preparación

  1. Si el granizado se va a hacer en el congelador del frigorífico, ponerlo en el punto más frío.
  2. Poner 1,1 litros de agua y el azúcar en un cazo. Dar una vuelta. Hervir a fuego medio.
  3. Cocer durante 3 minutos y retirarlo del fuego. Echar el café o té y esperar 15 minutos.
  4. Colar a una jarra y dejar que se enfríe. Luego ponerlo en una bandeja para hielo o en un molde.
  5. Tapar y congelar durante 10 minutos. Revolver, tapar y congelar de nuevo.
  6. Repetir esta operación 2 veces más, a intervalos de 30 minutos hasta que se forme nieve blanda.
  7. Servir en copas altas adornadas con nata montada; decorar con granitos de café (si es de café).

 

Y tú, ¿tienes alguna bebida preferida para el verano? ¿Qué sueles beber cuando tienes mucho calor, aparte de agua? ¿Has probado alguna de las que te he mencionado arriba? ¡A disfrutar!

Más recetas de bebidas en tu licuadora

Bebidas Refrescantes para el Verano: Recetas fáciles para calmar la sed y el calor
5 (100%) 2 votes
¿Nos compartes?

Deja un comentario